biodegradable

/biodegradable

Crean aerogeneradores para llevar electricidad a zonas aisladas

Ya sabíamos que la impresión 3D tiene el potencial de revolucionar la vida en los países del tercer mundo, ya que es una tecnología de fabricación barata y fácil de usar, a lo que hay que añadir que además de fácil de transportar, se puede producir fácilmente lo que necesites. Por lo tanto, no es de extrañar que muchos proyectos en curso estén dirigidos específicamente a ayudar a comunidades del tercer mundo. Kyle Bassett, empresario y estudiante en doctorado en la Universidad de Windsor, ha conseguido un ingenioso proyecto, al que ha denominado "una pequeña turbina de viento para conseguir una gran diferencia". Este proyecto consiste en  imprimir en 3D pequeñas turbinas eólicas que producen electricidad suficiente para las necesidades básicas. El diseño de los aerogeneradores es una combinación entre antiguos diseños de molinos de viento y la tecnología de alta velocidad. Las aspas están configuradas en una posición vertical que permiten a la turbina ser impulsada por vientos procedentes de cualquier dirección. Estas aspas convierten la energía del viento en energía cinética y un pequeño generador convierte la energía cinética en energía eléctrica. Esta energía eléctrica posteriormente puede ser acondicionada para una carga directa a través de USB o para cargar la batería de un portátil. Este diseño inteligente se desarrolló a modo de prueba y error con un propósito en mente: simplificar el proceso de fabricación de un pequeño aerogenerador capaz de suministrar energía a los teléfonos celulares y linternas. Durante un trabajo en la industria de la arquitectura, Kyle se dio cuenta de que la impresión 3D sería la tecnología de fabricación perfecta para producir estas máquinas. "Trabajar con una impresora 3D me inspiró a considerar cómo utilizar esta tecnología en mi

2017-01-21T22:03:42+00:00By |

Marcadores impresos en 3D que proporcionan información a excursionistas

Los excursionistas de hoy día están acostumbrados a realizar sus rutas guiados por ayudas direccionales, mapas, mojones, y algunos simples consejos de amigos y conocidos de la zona. Todos estos dispositivos direccionales podrían mejorarse gracias a unos nuevos biomarcadores impresos en 3D. Los marcadores diseñados por Matt Hagedorn de la Universidad Victoria de Wellington, se han convertido en dispositivos de gran ayuda para todos aquellos excursionistas que desean conocer más sobre la flora, la fauna y la historia local del lugar donde se encuentran. Estos biomarcadores, con la ayuda de una aplicación y un teléfono inteligente, no solo nos aportará nuestra situación actual gracias a datos GPS, sino que también encontraremos: Información de la ruta. Información de señalización. Historia natural del medio. Tradiciones locales sobre el lugar. Información sobre la vida silvestre y la vegetación local. Recursos educativos destacados sobre el medio ambiente. Los lugares donde se instalan estos biomarcadores se eligen cuidadosamente para cada marcador impreso en 3D después del escaneo del lugar específico. El uso del software CAD "escanea la geometría del lugar concreto para un posterior diseño de la pieza y que esta encaje perfectamente sin que haga daño a la naturaleza existente del lugar”. Los marcadores de pista se colocan en los lugar más convenientes para los excursionistas, siendo estos no dañinos, perjudiciales ni tóxicos para los árboles y el follaje del lugar. Mientras que los excursionistas estén realizando sus rutas de senderismo y  exploración, no solo disfrutarán de unas de sus pasiones de andar como actividad física en sí, sino que también conocerán lugares nuevos que antes podrían haber pasado desapercibidos y conocerán en mayor profundidad el medio y sus recursos más especiales. Incluso los mismos excursionistas podrán sugerir nuevos lugares para

2017-01-21T22:03:54+00:00By |

ABS vs PLA ¿Qué material utilizamos?

Día a día descubrimos como cada vez son más los materiales que se pueden utilizar durante el uso de una impresora 3D, sin embargo existen dos termoplásticos que sobresalen por encima de todos. El ABS y el PLA han llegado a convertirse en los dos elementos básicos de la impresión 3D. Hoy os queremos presentar estos dos elementos básicos y sus principales, y aunque no lo parezca, grandes diferencias entre ambos. ABS Acrilonitrilo butadieno estireno llamado comunmente ABS es un termoplástico derivado del petroleo. Este material es ampliamente conocido por su dureza y resistencia a grandes impactos, por lo que  es generalmente útil para piezas que no se pueden utilizar en ambientes inferiores a -20ºC o en exceso de 80ºC. El ABS es un material compuesto por tres grandes componentes acrilonitrilo, butadieno y estireno. Cada uno de estos componentes aporta características diferentes a este material. El acrolonitrilo aporta rigidez, resitencia a ataques químicos, dureza y estabilidad a altas temperaturas. El butadieno aporta tenacidad a bajas temperaturas y resistencia a impacto. Por último, el estireno aporta resistencia mecánica, rigidez, brillo y dureza. Es por toda esta composición lo que hace que el ABS sea el material utilizado durante la fabricación de palos de golf (debido a su buena absorción de choque), componentes de automoción, carcasas de electrodomésticos y sistemas de tuberías. El ABS se puede mecanizar, pulir, lijar, limar, agujerear, pintar, pegar etc. con extrema facilidad, y el acabado sigue siendo bueno. Gracias a su extremada resistencia y su pequeña  flexibilidad hace que sea el material perfecto para infinidad de aplicaciones industriales. Debemos de tener en cuenta que al ser un material derivado del petróleo, durante la extrusión, el ABS produce un ligero olor a plástico quemado

2017-01-21T22:03:54+00:00By |

Biome 3D, el nuevo filamento biodegradable para la impresión 3D

A medida que el mercado de la impresión 3D continúa su expansión, y el medio ambiente comienza a sufrir las consecuencias globales de un aumento en ABS y PLA, se está intentando centrar grandes esfuerzos continuos para hacer “más verde” la impresión 3D. No hay duda de que la fabricación aditiva produce mucho menos residuos que la fabricación sustractiva. Uno de los principales desarrolladores de plásticos naturales inteligentes del Reino Unido, Biome Bioplastics , trata de cambiar todo esto, por ello han presentado Biome 3D, el nuevo filamento biodegradable para la impresión 3D, desarrollado en colaboración con una compañía llamada 3dom filamentos. Biome3D es un plástico biodegradable, hecho a partir de almidones de plantas muy seguro para trabajar y prácticamente sin olor. Al igual que otros plásticos de origen vegetal en el mercado, sus características térmicas y de flujo le permiten lograr un detalle de impresión excepcional con una sensación agradable y sedosa. El filamento tiene cualidades y características superiores para igualar algunos de los más populares, y a día de hoy, se han convertido en los termoplásticos más duros del mercado. “El futuro de los bioplásticos radica en demostrar que los materiales a base de plantas pueden superar a los tradicionales”explicó Sally Morley, director de ventas de Bioma bioplásticos. "Nuestro nuevo material para el mercado de la impresión 3D es un ejemplo de esta filosofía. Biome3D combina las mejores cualidades de procesamiento con el mejor acabado del producto”. La calidad de impresión de un objeto fabricado con filamento Biome3D no solo destaca en conseguir acabados de “seda” , mayor dureza y flexibilidad, sino que además destaca en beneficios claves como mínima contracción y deformación de las piezas, se obtienen excelentes detalles y una mayor gama

2017-01-21T22:03:58+00:00By |