Bicicletas de titanio personalizadas gracias a la impresión 3D

Bien es cierto que no es la primera vez que vemos como la tecnología de impresión 3D pone de su parte para dar vida a una bicicleta. Sin embargo, el estudio de diseño nipón Triple Bottom Line en colaboración con DMM.make AKIBA ha dado un espectacular paso hacia delante imprimiendo una bicicleta de tan solo 15 libras (lo que viene a ser unos 7 kilogramos) a base de titanio. Por supuesto, el mayor atractivo de esta propuesta no solo recae en la posibilidad de imprimir bicicletas profesionales de alta calidad para quienes se toman en serio este deporte, hablamos también de poder personalizar el modelado adaptándose como un guante al usuario. Como podéis ver en la galería, la mayoría de los components de este prototipo, bautizado como DFM01, han sido impresos utilizando sintetizado selectivo por láser con un genial acabado. Pero claro, como era de imaginar, un producto personalizado de este calibre supone un alto precio que va entre los 4200 y los 5900 dólares (tan solo por el cuadro), una cantidad que quizá solo valga la pena pagar para aquellos que quieran ir un nivel más allá en el ciclismo.