cirugia

/cirugia

Trasplante de rostro gracias la impresión 3D

Una fatídica noche en 2001, un ex bombero voluntario de Mississippi llamado Patrick Hardison valientemente entró en una casa en llamas para rescatar a cualquiera que pudiera estar atrapado en su interior. Cuando la casa en llamas se desplomó sobre Hardison, se quedó con lesiones críticas que le desfiguraron totalmente sus rasgos faciales, dejándolo completamente irreconocible incluso para su propia esposa e hijos. Este horrible accidente obligó Hardison a pasar por la mesa de operaciones  más de 70 veces, a las operaciones quirúrgicas tradicionales se suma la tensión mental y física que había estado experimentando desde el incendio que lo dejó desfigurado. No fue hasta que el Dr. Eduardo D. Rodríguez, un cirujano plástico en el Centro Médico Langone de la NYU, se le ocurrió un plan para realizarle a Hardison un trasplante de cara completa. El plan consistía en encontrar un "donante" que correspondiera en el color de pelo, color de piel, tipo de sangre, y que también tuviera una estructura esquelética similar a Hardinson. Una vez se encontró el donante seleccionado, Rodríguez y su personal utilizan la tecnología  Planificación Virtual Quirúrgica (VSP), que permite una preparación quirúrgica adecuada, ofreciendo guías de corte a través de una exploración 3D real de la estructura ósea del paciente y el donante. La tecnología VSP es capaz de crear estas plantillas quirúrgicas mediante el uso de datos de la exploración médica, que se transforman en modelos 3D y, en algunos casos, son incluso impresos en 3D para una ayuda visual. El equipo de modelado 3D Medical Systems realizó la impresión de estas plantillas, utilizando un material de impresión en 3D biocompatible que se esteriliza con facilidad, y puede, por lo tanto, utilizarse de forma segura dentro de los confines de

2017-01-21T22:03:05+00:00By |Tags: , , |

Las maquetas impresas en 3D cada día ayudan a más cirujanos durante sus operaciones

Violet, una niña de casi dos años, nació sin cartílago en la nariz, los huesos que normalmente se unen para formar la cara del feto no se habían soldado adecuadamente. Esta enfermedad es conocida como fisura facial de Tessier. Según su madre, sus ojos de color castaño oscuro estaban tan separados que su visión se parecía más a la de un ave de presa que a la de una persona. Sus padres, Alicia Taylor y Matt Pietrok, decidieron acuidr al Hospital Infantil de Boston, a miles de kilómetros de su hogar en Oregon, porque allí se encontraba Meara, un cirujano plástico que había practicado cuatro operaciones similares en los últimos años. Antes de intervenir a Violet, Meara pidió a su compañero Peter Weinstock que le imprimiera un modelo tridimensional del cráneo de Violet a partir de resonancias magnéticas para así tener una idea más precisa de la que normalmente aporta una imagen dimensional. Se necesitaron 4 impresiones en 3D para poder decidir como se iba a llevar a cabo la operación. Estas impresiones permitieron cortarlas y manipularlas para determinar cuál era la mejor manera de acercar las cavidades oculares más de 2,5 centímetros. Las maquetas impresas en 3D están transformando los procedimientos previos a las operaciones quirúrgicas ya que permiten a los cirujanos nuevas perspectivas y oportunidades para practicar los métodos de operaciones antes de llevarlos a cabo. Además de permitir a los pacientes y a sus familias comprender mejor los procesos de operaciones más complejos. Los hospitales ya están imprimiendo herramientas de formación y material quirúrgico, el mayor avance a largo plazo sería poder imprimir órganos de repuesto. Experimentando con una maqueta que había modelado él mismo, Meara se dio cuenta de que en su

2017-01-21T22:03:43+00:00By |

Radiografías tridimensionales que pueden ser impresas en 3D

Si durante esta semana hemos hablado del paciente que diseñó e imprimió uno de sus riñones y de un marido que imprimió el cráneo de su esposa, la empresa mejicana Mechatronics Design nos dá la solución a estos problemas. Esta empresa ha diseñado un sistema para conseguir radiografías tridimensionales para posteriormente poder imprimirlas en 3D. Estas radiografías en 3D se podrían rotar e incluso partir en secciones para así facilitar la tarea de los médicos durante los diagnósticos y las operaciones quirúrgicas. Según ha declarado el asistente de Dirección de la compañía, Diego Cruz Cano,  el sistema recibe fotos o imágenes bidimensionales que se obtienen en una tomografía común, y las une con precisión una sobre otra para formar un modelo digital en tres dimensiónes. Benjamín Tejeda, desarrollador de nuevas tecnologías de Mechatronics, dijo que se podrían hacer impresiones reales en 3D de los órganos humanos en plástico o en resina, e incluso se pueden imprimir colores distintos para simular las variaciones que pudieran tener los tejidos de los órganos de los pacientes. Diego Cruz afirmó: “Esto le dará a los médicos la oportunidad de tener entre sus manos una copia exacta del órgano dañado antes de la operación y saber exactamente dónde está y cuáles son sus dimensiones, para evitar cualquier sorpresa durante el procedimiento”. Además Diego añadió que hasta ahora los médicos están utilizando esquemas bidimensionales para poder llegar a hacerse una idea de lo que van a encontrar durante la operación a un paciente. Con este sistema, los médicos podrían incluso estudiar y preparar la cirugía antes de la operación, para posteriormente operar con cierto grado de confianza. Este tipo de radiografías aún se encuentran en fase de pruebas, por lo que

2015-01-23T11:16:55+00:00By |

Un marido salva la vida de su mujer gracias a la impresión 3D

Hace tiempo que Pamela S. Scott se sometió a una operación de extracción de tiroides, estas operaciones a veces vienen precedidas de posibles efectos colaterales. En el caso de Pamela, estos efectos se presentaron en forma de un tumor que de no ser por su constancia y verificación de los resultados podría haberle costado el sentido de la vista. Unos meses después de la operación de tiroides, Pamela comenzó a tener dolores de cabeza. Tras realizársele una resonancia se descubrió una masa dentro de su cerebro que correspondía a un tumor benigmo de tres centímetros situado detrás de su ojo izquierdo. Los neurólogos que la trataron no parecieron alarmados e indicaron que esas masas eran comunes entre las mujeres, recomendando una revisión en un año, pero la pareja decidió no dejar pasar el tiempo sin cerciorarse de que, efectivamente, no existía peligro para el ojo. Hicieron bien. Tras enviar los resultados de la resonancia a diferentes neurólogos, el diagnóstico cambió totalmente, casi todos coincidieron, Pamela necesitaba una operación. Sin embargo, la cirugía necesaria para acceder a una zona tan complicada del ojo requería levantar parte del cerebro, una intervención arriesgada y posiblemente traumática. Era verano de 2013 y  su marido Michael Balzer no sabía entonces nada de medicina, pero durante los meses siguientes decidió dedicar su pasión, el diseño 3D, a intentar salvar el ojo de su mujer. En este punto Balzer empezó a trabajar por su cuenta. Acababa de montar una empresa de diseño e impresión 3D, y decidió que su siguiente proyecto fuese una reproducción tridimensional del cráneo de su mujer, una maqueta que debería ayudar a comprender mucho mejor el problema. Escaneó las imágenes del hospital, imprimió el cráneo y subió el modelo

2017-01-21T22:03:44+00:00By |

Operación exitosa de una fractura de pelvis gracias a la impresión 3D

El año 2015 sabemos que va a ser un próspero año para la impresión 3D, ya que según las estadísticas este sector va a creer enormemente y con ello, las nuevas mejoras en cuanto a la gran cantidad de utilidades que nos pueden aportar estos dispositivos. Empezamos el nuevo año con una buena noticia y la nueva unión entre la impresión 3D y el mundo de la medicina, en este caso hablamos del gran trabajo de un cirujano hindú llamadoVaibhav Bagaria, que trabaja en Nagpur, el cuál creó un dispositivo mediante impresión 3D para realizar una complicada intervención quirúrgica a un adolescente de 16 años que como consecuencia de un accidente de tráfico había sufrido una fractura del anillo pélvico y del acetábulo, la zona en la que se articula la cabeza del fémur y por tanto esencial para el movimiento de la cadera. La cirugía típica en el acetábulo es considerada muy difícil ya que el paciente suele sufrir una pérdida importante de sangre. En este caso, el doctor Bagaria decidió intentar algo relativamente nuevo: el uso de la tecnología de impresión 3D para tratar de reducir muchos de los factores de riesgo, así como para ahorrar tiempo y dinero en dicha cirugía. Para crear una "herramienta quirúrgica optimizada en 3D", el doctor Bagaria primero realizó una tomografía computarizada de la fractura y de sus alrededores, antes de imprimir en 3D un modelo a escala 1:1 de la fractura. El modelo impreso en 3D permitió que el  Dr. Bagaria y el resto de su equipo, estuvieran mucho mejor  preparados a la hora de llevar a cabo la intervención quirúrgica, ya que gracias a este modelo fueron capaces de crear una placa de reconstrucción de siete orificios que

2017-01-21T22:03:49+00:00By |

Un corazón impreso en 3D le salva la vida a un bebé

La tecnología diariamente avanza de una manera explosiva, aunque no siempre podamos decir que lo hace de manera positiva, en este caso sí que nos trae una buena e increible noticia. Podemos confirmar que la medicina y la impresión 3D están llamadas a entenderse de la mejor manera posible. Un grupo de cirujanos del Morgan Stanley Children´s Hospital de Nueva York utilizaron un corazón impreso en 3D para salvar la vida de un pequeño bebé de dos semanas que necesitaba ser sometido a una complicada operación quirúrgica. Lo que hizo este grupo de doctores fue imprimir un corazón en 3D a partir de los datos obtenidos en una imagen de resonancia magnética del corazón del bebé. Dicho órgano estaba muy dañado y esa reproducción del órgano en 3D permitió a los doctores estudiarlo y desarrollar una estrategia detallada antes de la operación. "El corazón del niño tenía agujeros, que no son extraños en niños con cardiopatía congénita, pero las cámaras del corazón también tenían una formación extraña, casi como las de un laberinto", explicó el Dr. Emile Bacha, uno de los responsables del tratamiento. En el pasado hubiéramos tenido que parar el corazon y observar su interior para saber qué hacer. Con esta técnica teníamos un mapa de carreteras que nos guiaba y fuimos capaces de reparar el corazón del bebé con una única intervención", confirmó este cirujano. El proyecto fue financiado por la Matthew’s Hearts of Hope, una fundación dedicada a la infancia con sede en Connecticut (Estados Unidos). El pasado mes de agosto tambien encontramos otro de los recursos en los que la impresión 3D aportó su granito de arena para ayudar en el mundo de la medicina. En este caso creando una

2017-01-21T22:03:57+00:00By |

Reconstrucción del hueso orbital de un hombre utilizando una impresora 3D

Esta semana Cirujanos del Hospital General de Veteranos de Taipei han conseguido con éxito la reconstrucción del hueso orbital de un hombre utilizando una impresora 3D Cada día nos sorprende más lo que es capaz de llegar a lograr la tecnología 3D. El mundo de la medicina esta profundamente implicado con esta tecnología y es que día a día van surgiendo más historias de casos realmente extraordinarios. Hace poco conocíamos que un hombre chino se había beneficiado de esta tecnología y es que a día de hoy los implantes y las prótesis personalizadas en 3D están siendo de gran éxito en este mercado. El paciente es un hombre de 35 años, que debido a un accidente de tráfico se fracturó un hueso orbital de su ojo izquierdo , provocando también que su ojo se hundiera en su cráneo. Este accidente no solo le causaría problemas como diplopía o doble visión, sino que también llevaría a causar una gran cantidad de infecciones y otros efectos secundarios. Los cirujanos primero hicieron un escaneo 3D de las cuencas de los ojos del paciente a partir de imágenes estereoscópicas y con esto desarrollaron una maqueta 3D del hueso orbital que les ayudó a determinar el alcance y la gravedad de la placa ósea de la fractura. Después de varias horas de cirugía Wu Zhengxian, cirujano maxilofacial en el Hospital General de Veteranos en Taipei, y su equipo fueron capaces de realizar con éxito esta operación. Gracias al implante de titanio, el ojo del paciente se ha vuelto a su posición normal. A día de hoy se ha conseguido eliminar los síntomas de la diplopía y por el momento, aún no se ha producido ninguna complicación ni infecciones. La impresión

2017-01-21T22:04:00+00:00By |