Dron submarino impreso en 3D

/, ciencia, creatividad, Diseño, Impresoras 3D, innovación/Dron submarino impreso en 3D

Dron submarino impreso en 3D

A día de hoy los drones aéreos se han convertido en un dispositivo necesario y muy utilizado por millones de personas, tanto a nivel de investigaciones y seguridad como a nivel de entretenimiento y ocio. Actualmente hemos podido conocer el primer Drone submarino impreso en 3D.

Aunque originariamente estos drones submarinos fueron diseñados para localizar grietas en los barcos, gracias a su diseño y equipamiento se ha convertido en una herramienta perfecta para localizar falsos cascos, huecos y habitáculos ocultos en los que sea posible esconder mercancías ilegales.

Su sistema de propulsión, que no deja estela, puede desplazarse sin ser detectado por los contrabandistas y ocultarse en los lugares más pequeños y estratégicos, como camuflarse entre las algas.

Una flota de estos robots podría rastrear y comprobar todos y cada uno de los buques y barcos que se acerquen a un puerto mediante su sistema de ecografía, sin ser detectado y sin dar tiempo a los delincuentes a deshacerse de la carga o a huir.

Además, cuenta con otra ventaja nada despreciable: resulta muy barato y fácil de construir. Cada uno de estos robots tiene un coste aproximado de 600 dólares, por lo que si uno de ellos se rompe o es destruido, no supondría una gran pérdida.

Dron submarino por impresión 3D

La mayor parte de los componentes de su estructura han sido fabricados mediante impresión 3D, y la parte que alberga toda la electrónica es totalmente resistente al agua.

Su diseño consta de seis tubos en distintos ángulos, por los que circulan los chorros propulsados con la misión de estabilizar y controlar la dirección en la que se mueve este robot.

En el interior, una cámara estanca registra imágenes sospechosas. La batería, la antena de comunicaciones, acelerómetros, giroscopios y medidores, completan la equipación de este discreto dron vigilante.

La batería es recargable y tiene una autonomía de unos 40 minutos, por lo que una pequeña tropa de robots podría rotar en sus tareas de comprobación y tener un grupo en acción mientras el otro regresa a puerto para recargar.

Los inventores de este robot esperan equiparlo en un futuro con un sensor de ultrasonidos y un sistema de recarga inalámbrica, además de mejorar el rendimiento de las baterías para que aguanten hasta 100 minutos bajo el agua.

La Fuerza Aérea de Estados Unidos ya ha expresado su interés por este drón no tripulado que funciona bajo el agua. Del USAF,  Nathan Betcher comentó que estaba muy interesado en el nuevo desarrollo, especialmente a la luz de lo bien que se podría localizar y detectar cualquier número de agentes químicos, biológicos o nucleares que podrían supuestamente introducirse de contrabando a través de puertos de Estados Unidos.

La seguridad portuaria es considerada una de las facetas más importantes de la lucha contra el terrorismo en los Estados Unidos debido a la gran cantidad de barcos cargados de contenedores que  llegan y salen de los puertos estadounidenses todos los días.

Los Estados Unidos registran aproximadamente el 20% del comercio marítimo en todo el mundo, por lo que es un objetivo altamente vulnerable y no sólo por el terrorismo, sino también por el contrabando de drogas y armas pequeñas. Incluso  la trata de personas, el transporte de armas de destrucción masiva y la llamada “bomba sucia” forman parte de  la lista de prioridades para los responsables de la seguridad portuaria.

 

Fuente:  www.imprimalia3d.com

2017-01-21T22:03:55+00:00By |

About the Author:

Leave A Comment