En homenaje a nuestra “estrella mediática” y “youtuber” alias Juan Palomo from Velez, esta semana os dejamos la información necesaria para crear vuestra propia Trompeta impresa en 3D y poder ensayar vuestras marchas para Semana Santa, tales como La Saeta, La Madruga o la famosisisisima Caridad del Guadalquivir.

Son muchos los instrumentos que se pueden imprimir con una impresora 3D, pensáis que no sonarían bien, ¿verdad? pues Dan Olson, un estudiante de ingeniería en la Universidad de Michigan, estará de acuerdo con vosotros. Imprimio su trompeta, que la tenéis disponible en Thingiverse, ensamblo las piezas y se puso a practicar.  En un video que hizo, se puede ver la diferencia entre su creación musical en 3D y una trompeta real.

Su trompeta impresa en 3D suena como un elefante con gripe, o como Dumbo tratando de escribir una sinfonía. Él ya lo menciona así en la descripción de Thingiverse: “la calidad del sonido es sinceramente mala”.  Es un proceso largo, no es algo que vayas hacer en una tarde, advierte Olson. Pero es una buena forma de acercarte a la fabricadión digital, a la música y al diseño, ya que se espera que la gente con la que comparte el diseño genere ideas que lo hagan mejorar, en eso consiste el movimiento Open, en compartir e ir mejorando.

Toda la trompeta constan de 17 piezas y tres resortes metálicos. Las piezas fueron hechas usando plástico ABS. Durante el proceso se rompieron varias de ellas, sin embargo, gracias a un compuesto químico llamado acetona fue capaz de juntarlas de nuevo. En otras palabras: existe cierto margen de mejora y Olson reta a los aficionados a la impresión 3D de todo el mundo a llegar a una mejor versión.

Olson definitivamente no es el primero en imprimir instrumentos en 3D. Ya hemos visto un 3D saxofón impresa – por Olaf Diegel, e incluso un controlador MIDI  impreso en 3D. Oh sí, el grupo Klaxons decidieron ir de gira exclusivamente con instrumentos impresos en 3D – y también decidieron separarse después…. no sabremos si habrá alguna relación :).  Probablemente no, pero es un hecho bien conocido que los instrumentos impresos en 3D aún no han logrado producir un sonido tan bueno como sus homólogos, pero quien sabe el futuro se acerca y viene muy rápido… esperemos que más rápido que una procesión de semana santa ;)