A medida que el mercado de la impresión 3D continúa su expansión, y el medio ambiente comienza a sufrir las consecuencias globales de un aumento en ABS y PLA, se está intentando centrar grandes esfuerzos continuos para hacer “más verde” la impresión 3D. No hay duda de que la fabricación aditiva produce mucho menos residuos que la fabricación sustractiva.bio1

Uno de los principales desarrolladores de plásticos naturales inteligentes del Reino Unido, Biome Bioplastics , trata de cambiar todo esto, por ello han presentado Biome 3D, el nuevo filamento biodegradable para la impresión 3D, desarrollado en colaboración con una compañía llamada 3dom filamentos. Biome3D es un plástico biodegradable, hecho a partir de almidones de plantas muy seguro para trabajar y prácticamente sin olor. Al igual que otros plásticos de origen vegetal en el mercado, sus características térmicas y de flujo le permiten lograr un detalle de impresión excepcional con una sensación agradable y sedosa.

El filamento tiene cualidades y características superiores para igualar algunos de los más populares, y a día de hoy, se han convertido en los termoplásticos más duros del mercado.

“El futuro de los bioplásticos radica en demostrar que los materiales a base de plantas pueden superar a los tradicionales”explicó Sally Morley, director de ventas de Bioma bioplásticos. “Nuestro nuevo material para el mercado de la impresión 3D es un ejemplo de esta filosofía. Biome3D combina las mejores cualidades de procesamiento con el mejor acabado del producto”.

La calidad de impresión de un objeto fabricado con filamento Biome3D no solo destaca en conseguir acabados de “seda” , mayor dureza y flexibilidad, sino que además destaca en beneficios claves como mínima contracción y deformación de las piezas, se obtienen excelentes detalles y una mayor gama en la geometría de las piezas además de conseguir una  velocidad de impresión mayor y sin olor.

Biome3D viene en bobinas de 1kg, tanto en 1.75mm como de 3mm de diámetro. Un carrete típico 1.75mm incluirá aproximadamente 340 m de filamento, mientras que el carrete de 3mm incluirá alrededor de 114m. Actualmente, la empresa ofrece 7 colores diferentes, incluyendo blanco, negro, rojo, amarillo, azul, verde y rosa. Aunque están dispuestos a crear colores personalizados para los pedidos a granel.

La temperatura de la boquilla recomendada para la extrusión es de entre 180 a 225 °C, y la boquilla no debe exceder de 235 °C.   Biome Bioplastics  se complace en ser capaz de entrar en el espacio de la impresión en 3D de esta manera. La compañía ha tenido un historial de alto rendimiento, los plásticos de origen vegetal para una variedad de aplicaciones en áreas que incluyen el embalaje, servicios de alimentación, la electrónica y la cosmética.

Fuente: http://www.engineering.com/