El primer coche impreso en 3D ya es una realidad y es que Lance Ulanoff, un reportero de la revista Mashable, ha tenido el privilegio de ser uno de los conductores del primer coche fabricado mediante impresión 3D por la compañía Local Motors. El nombre de este coche es Strati, ya se ha publicado un vídeo donde se muestra su proceso de fabricación y en el que se emplean menos de seis días. El diseño de este coche es invención de Michele Anoé, participante en la ‘3D Printed Car Design Challenge’ y que recibió por su idea un premio de 5.000 dólares. Conduciendo el primer coche impreso en 3D

El Strati no es el único coche en el que se han utilizado impresoras 3D para la fabricación de alguna de sus partes, pero Local Motors asegura que sí es el primero en el que toda la estructura principal está hecha mediante este proceso y de una sola pieza. Un vídeo realizado durante la feria tecnológica ‘International Manufacturing Technoloy Show 2014’ demuestra que la impresión se lleva a cabo en 44 horas. Posteriormente, requiere de un día más de pulido y otros dos de montaje. Componentes como la batería, el motor, el cableado y la suspensión se compran a otros distribuidores y se acoplan a la estructura en 3D.Strati, conducen el primer coche impreso en 3D

La velocidad crucero es de 70 kilómetros/ hora y se habla de que el coche podría comercializarse en el año 2016, a un coste de unos 80.000 dólares.

Lance Ulanoff dio una vuelta de un centenar de metros delante de su oficina y describió su experiencia como si se hubiera sentido el astronauta pionero en pisar la Luna.

Bajo el chasis del Strati había 227 capas logradas mediante la impresión 3D.

La carrocería esta realizada 100% en plástico, pero esta es ultrarresistente a los golpes y choques. Una gran batería eléctrica es la que sustituye al motor de este coche, por lo que no emite CO2 ni ningún tipo de gases tóxicos para el medio ambiente.

El Strati, en conclusión, es limpio, silencioso y duradero.