Croft Additive Manufacturing LtdLa semana pasada se hizo una encuesta a 600 adultos del Reino Unido, la cuál se centró en el tema de la impresión 3D. La empresa británica Croft Additive Manufacturing (CAM) fue la responsable de la realización de esta encuesta, la sorpresa de este estudio fue el gran número de personas del Reino Unido que estaban a favor del uso de la tecnología en el campo de la educación.

La impresión 3D aún se encuentra en una fase muy temprana, cuando hablamos sobre el conocimiento que la mayoría de la población aún tiene sobre esta tecnología. De hecho, la mayoría de las personas, todavía no comprenden en lo que consiste una impresora 3D, en sí han podido oir hablar de ella, pero quizás nunca la han visto en funcionamiento o tienen la percepción de que es un producto de un alto nivel adquisitivo. Según la encuesta de la CAM, el 66% de los participantes del Reino Unido no eran conscientes de que “fabricación aditiva era lo mismo que la impresión en 3D.

Diariamente, en los medios de comunicación escuchamos hablar de este gran avance de los últimos tiempos, lo que hace que día a día este se vaya haciendo un hueco en las mentes de sus espectadores.

Los encuestadores preguntaron, ¿qué haría usted si tuviera la opción de imprimir con una impresora 3D? Los resultados son un poco de humor, pero tal vez de esperar. Las diez respuestas más repetidas entre los 600 encuestados fueron:

  1. Dinero (39%)
  2. Muebles (15%)
  3. Una casa (13%)
  4. Un coche (11%)
  5. Un Mini-yo (8%)
  6. Alimentación (6%)
  7. Zapatos (5%)
  8. Un teléfono móvil (4%)
  9. Una guitarra (4%)
  10. El anillo de compromiso (3%)

Independiente, muchos de estos artículos realmente aunque se puedan imprimir, no llegarían a ser funcionales en nuestra vida real, como podría ser el dinero o un teléfono móvil.

  • Más de un cuarto de la personas encuestadas (26%) utilizaría esta técnica para ahorrar dinero
  • 1 de cada 4 la usaría por diversión (25%)
  • El 22% lo utilizaría para aprender más acerca de la tecnología en sí misma
  • 1 de cada 5 piensan que ofrecería una mayor libertad de diseño (22%)

Estos resultados demuestran que aún existe una comprensión del mecanismo de esta tecnología y los usos reales que estos nos podrían aportar. Una impresora 3D permite la creación de prototipos y su impresión de una manera increíblemente rápida, eliminando la necesidad de externalizar dichos procesos o tener que esperar semanas para conseguir una pieza en específico.

Creo que se puede decir que la encuesta CAM ha demostrado la falta parcial de conocimiento y comprensión sobre los enormes beneficios de esta tecnología y sus usos tanto en la vida diaria de cada usuario como en el campo profesional de la medicina, la arquitectura, la electrónica, etc.

Sería muy interesante comparar los resultados de este estudio con el que se podría hacer dentro de 15 años donde estamos seguro que la tecnología 3D va a ser conocida y extendida mundialmente.

Fuente: 3dprint.com