Regálate una impresora 3D

Regálate una impresora 3D

prusai3Hace unos meses que Gabriel Navas, se compró una impresora 3D y decidió crear sus propias impresiones. Cada vez que Gabriel quería subir o bajar el volumen, encender o apagar su televisor, tenía que mover las pilas. Hace tiempo que se le rompió la tapa de su mando a distancia, y ya estaba cansado de cambiar la cinta adhesiva con la que sellaba las pilas al mando a distancia. No se lo pensó ni un minuto más, encendió su ordenador, buscó un prototipo de esta pieza en Internet y lo imprimió con su impresora 3D.

Cuarenta minutos después, ya tenía en sus manos la solución a su problema.

Esta no fue la única vez en la que su impresora 3D le ayudó a solucionar sus problemas, cuando Gabriel no sabe qué regalar, por ejemplo, diseña un portalápices, un llavero o un accesorio, lo personaliza con el nombre a quien quiere regalárselo y listo. Y eso que no sabe de diseño, aclaró.

Sustituir una pieza rota o crear un objeto útil que difícilmente se encuentre en el mercado es lo que más realizan quienes cuentan con una impresora 3D en su hogar. Otra de las oportunidad que puede ofrecer la impresión 3D es la creación de juguetes y utensilios de cocina.

El tiempo que demanda una impresión, sobre todo cuando hay muchos detalles, y el volumen del objeto son las principales limitaciones. Sin embargo, dos de los obstáculos más extendidos de esta tecnología son: “el pensamiento de que estas máquinas son muy caras y la falta de cultura para fabricar uno mismo las cosas sin necesidad de ir a una tienda a comprarlo.  La magia de esta técnica es crear piezas que sirvan para soluciones prácticas o crear objetos nuevos”

A diferencia de las impresoras industriales, capaces de hacer edificios y sustituir órganos humanos, las impresoras domésticas destacan por lo intuitivas que pueden llegar a ser. Basta con colocar el rollo de plástico, encender la impresora, configurar el diseño que se desea imprimir, calentar  y directos a imprimir en 3D. El plástico se va derritiendo y es superpuesto capa sobre capa hasta formar la pieza deseada.

scanerUno de los grandes complementos a las impresoras 3D son los escáneres que permiten obtener imágenes de un cuerpo o busto y crear un prototipo para su impresión en 3D. Además son una buena opción para imprimir el busto de uno mismo, o bien para regalar a un ser querido.

Las impresoras tridimensionales, bajo la idea de “Do It Yourself – Hágalo usted mismo”, parece querer cambiar el modelo de negocios que llegará en un futuro muy cercano. En especial, se llega a pensar que las jugueterías venderán los prototipos por Internet, de modo que cada uno se descargue el archivo del diseño y luego lo imprima en su casa, cubriendo así los problemas de transporte, demoras y consiguiendo tener la posibilidad de personalizar cada pieza.

¿Os gustaría tener vuestra impresora 3D como regalo de Reyes? ¿Quieres crear tus propias piezas donde y cuando quieras?

Anímate, aún estas a tiempo para comenzar a adentrarte en esta nueva tecnología que revolucionará el 2015.

2017-01-21T22:03:50+00:00By |

About the Author: