Lego es sin duda uno de los juguetes más populares jamás inventados, pero incluso los mejores juguetes se pueden mejorar con las nuevas tecnologías. Recientemente, una compañía ha encontrado la manera de conectar las piezas de Lego con sensores de alta tecnología, lo que permitiría construcciones de piezas impresas en 3D a través de las creaciones realizadas con las piezas de lego.

Aunque Lego ha sido un artículo fijo en las tiendas de juguetes de todo el mundo, las piezas creadas a partir de estos componentes eran piezas con un plazo de vida muy limitado,  ya que casi tan pronto como estas eran construidas: una casa, un castillo, una nave espacial, o un coche,  poco tiempo pasaba hasta que estas piezas eran deshechas para hacer una nueva creación. Un grupo llamado Gravity Research Club ha encontrado una manera de resolver este problema, el método utilizado ha sido denominado Lego X.


En un vídeo titulado “LEGO X” se muestran varios bloques de Lego unidos a diferentes sensores. Estos están conectados a una tablet, que reconocen la forma y la ubicación de cada ladrillo, y los muestran en tiempo real en la pantalla de la tablet. Cada vez que otro ladrillo de Lego es añadido a la pieza, la aplicación se adapta a esta para reflejar un modelo 3D de la construcción.“Hacer creaciones con piezas de Lego es la forma más fácil de desarrollar la imaginación de los niños además de ser un método muy rápido de convertir sus ideas en realidad. LEGO X entiende lo que cada niño está construyendo, y lo que estamos viendo, por lo que además de ofrecer un sinfín de posibles creaciones, se pueden crear esas mismas piezas impresas en 3D.”

Aunque Lego permite a los niños (y adultos) expandir su imaginación y crear objetos infinitos, los productos finales siempre cuentan con bordes duros, grandes pixeladas causadas ​​por las formas rectangulares de los ladrillos. Para solucionar esto, la aplicación LEGO X implementa algoritmos para suavizar los bordes y crear un modelo más realista y definido. La aplicación puede incluso predecir lo que el constructor está tratando de hacer (como un avión, como se muestra en el vídeo), y sugerir formas que simplemente no son posibles debido a la forma de las piezas de Lego.

Por último, una vez que el constructor realiza el modelo definitivo, este puede enviarlo directamente a una impresora 3D para crear una versión sólida de su creación Lego. De esta manera se conseguirán diseños de cualquier escala, además la pieza creada con los ladrillos de Lego podrá ser deshecha para así ser aprovechada para realizar nuevas creaciones. Así es como las creaciones de Lego cobran vida, pasando de ladrillos a la pantalla de una tablet y de ahí a un objeto sólido, un sueño hecho realidad para la mayoría de los niños, hacer de sus propias creaciones un objeto real con el que jugar y divertirse.

Fuente: 3ders.org