Los estudiantes de la Universidad de California, parecen no querer andarse con chiquitas a la hora de dar vida a sus propios proyectos. Por eso mismo, desde el SEDS, el grupo de estudiantes de desarrollo y exploración espacial, han querido plantear la posibilidad de ser los primeros estudiantes en el mundo que diseñen, impriman y comprueben un motor de un cohete espacial impreso en tres dimensiones: el Vulcan-1. Su idea es lanzarlo este mismo junio con el objetivo de ser la organización de estudiantes que bata el récord de lanzar un cohete impreso lo más alto posible. De momento, en base a su diseño, sus responsables creen que el cuerpo del cohete permititirá alcanza una altitud de 10 mil pies de altura.

Dado el alto precio que supone alcanzar el espacio, el proyecto Vulcan-1 busca romper esta barrera y hacer este tipo de experiencias mucho más cercana para el común de los mortales, en base a la impresión 3D. Para ello también contarán con sintetizado laser para los metales. El cohete Vulcan-1 estará hecho de Iconel 718, cuyo fuel será oxígeno líquido y keroseno. Un lanzamiento que, de salir bien la búsqueda de financiación, se llevará a cabo en el desierto de Mojave. Si os llama la atención este interesante proyecto, podéis echar un vistazo aquí para obtener más información.