Puede que, para muchos, la idea de los robots tipo Transformers sea genial para llevar a cabo una serie de animación, películas, videojuegos y demás productos pero que, dada su extravagancia, ni siquiera nos planteemos su uso en el día a día para un futuro más o menos lejano. Sin embargo, este tipo de robots llevan siendo una realidad desde hace algún tiempo gracias al trabajo de ingenieros y otros científicos en Japón, al menos a escala más pequeña. Pero que nadie se engañe, el objetivo final de los trabajos de este tipo es crear un robot capaz de caminar erguido y transformarse en un coche plenamente funcional.

J-deite Quarter: A real transforming robot that stands 4.3ft tall and turns into a 3ft-long car that can move

Project J-deite es una colaboración enre Brave Robotics y Asratec Corp y, además, cuenta con el total apoyo del creador de la saga Transformers, Takara Tomy. Por ahora, el equipo del proyecto ha podido crear un primer prototipo bípedo gracias a partes impresas en 3D y que llega a tener una altura de 1.31 metro (4.3ft) y unos 35kg de peso. Un tamaño que no está mal pero que resulta ser poco comparado al que sería el tamaño del modelo final, unos 3.5 metros. Casi nada.

De momento el prototipo puede caminar a una velocidad de 1km/h, pero cuando se transforma en un vehículo puede alcanzar la aún modesta cifra de 10km/h. Sobre su autonomía, hablamos de una hora de funcionamiento gracias a una sola carga de una batería de 3kW.

Kenji Ishida of Brave Robotics (left) and Wataru Yoshizaki (right) of Asratec Corp with the J-deite Quarter in its car mode

El prototipo utiliza su propio sistema operativo llamado V-Sido OS, el cual ha sido desarrollado por Wataru Yoshizaki, de Asratec Corp. Un sistema operativo que, entre sus objetivos, busca hacer la programación de los movimientos de robots humanoides muchos más accesible en tiempo real.

Para el futuro, está previsto conseguir que el modelo final sea capaz de alcanzar los 10km/h caminando y los nada despreciables 30km/h usando las ruedas de sus pies mientras es encuentra en posición erguida. Eso sí, una vez transformado en coche, su objetivo es alcanzar los 60 km/h.