Las maquetas impresas en 3D cada día ayudan a más cirujanos durante sus operaciones

/, cirugia, impresiones 3D, Impresoras 3D, instrumentos, medicina/Las maquetas impresas en 3D cada día ayudan a más cirujanos durante sus operaciones

Las maquetas impresas en 3D cada día ayudan a más cirujanos durante sus operaciones

Violet, una niña de casi dos años, nació sin cartílago en la nariz, los huesos que normalmente se unen para formar la cara del feto no se habían soldado adecuadamente. Esta enfermedad es conocida como fisura facial de Tessier. Según su madre, sus ojos de color castaño oscuro estaban tan separados que su visión se parecía más a la de un ave de presa que a la de una persona.

Sus padres, Alicia Taylor y Matt Pietrok, decidieron acuidr al Hospital Infantil de Boston, a miles de kilómetros de su hogar en Oregon, porque allí se encontraba Meara, un cirujano plástico que había practicado cuatro operaciones similares en los últimos años.

Antes de intervenir a Violet, Meara pidió a su compañero Peter Weinstock que le imprimiera un modelo tridimensional del cráneo de Violet a partir de resonancias magnéticas para así tener una idea más precisa de la que normalmente aporta una imagen dimensional.

Se necesitaron 4 impresiones en 3D para poder decidir como se iba a llevar a cabo la operación. Estas impresiones permitieron cortarlas y manipularlas para determinar cuál era la mejor manera de acercar las cavidades oculares más de 2,5 centímetros.

violet

Las maquetas impresas en 3D están transformando los procedimientos previos a las operaciones quirúrgicas ya que permiten a los cirujanos nuevas perspectivas y oportunidades para practicar los métodos de operaciones antes de llevarlos a cabo. Además de permitir a los pacientes y a sus familias comprender mejor los procesos de operaciones más complejos. Los hospitales ya están imprimiendo herramientas de formación y material quirúrgico, el mayor avance a largo plazo sería poder imprimir órganos de repuesto.

Experimentando con una maqueta que había modelado él mismo, Meara se dio cuenta de que en su posición correcta, los huesos de las cavidades oculares chocarían, lo cual limitaría la visión de Violet, así que modificó el diseño para evitar esa colisión.

El día de la operación, cuando el cirujano salió a hablar con la familia “ Meara lucía una sonrisa de oreja a oreja”, recuerda Taylor. “Anunció que todo había salido a la perfección”. Haber estudiado en profundidad cada uno de los movimientos que se iban a realizar durante la operación fue muy diferente “de abrir a Violet y decir: ‘¿Cómo arreglamos esto?”.

Aun así, la recuperación de Violet está siendo un proceso muy difícil. La piel del cuero cabelludo no es lo bastante fuerte para aguantar los puntos, por lo que la cicatriz amenaza con abrirse, desde la parte superior de la cabeza hasta la cara, y tres meses después sigue sin cerrarse. La segunda intervención para crear unos párpados que funcionaran solo ha sido una solución parcial. Serán necesarias más operaciones para acercarle más los ojos y añadir cartílago nasal.

Pasará mucho tiempo hasta que el rostro de Violet vuelva a recomponerse y parecerse al de una niña de dos años, pero Violet no parece darse cuenta. Su madre asegura que Violet tiene algo increíble, algo que encandila.

2017-01-21T22:03:43+00:00By |

About the Author:

Leave A Comment